martes, marzo 07, 2006

Política 2.0

Cuando hace unas semanas escribamos “Los blogs un medio que los políticos no pueden desperdiciar” considerábamos que los políticos tenían que dar un salto trascendental hacia el uso de las TICs para acercas sus propuestas a la ciudadanía.

Ya Enrique Dans, en un artículo muy ilustrativo titulado Política 2.0 expresaba que: La política de hoy es como una empresa que nos quisiese vender un producto, pero que resultase enormemente ineficiente, que sólo escuchase a sus clientes una vez cada cuatro años, que mintiese de manera descarada y obvia en su publicidad. Y además, sin un lugar donde reclamar. Es la política del siglo pasado, la política 1.0, un absurdo conceptual inaceptable en el entorno tecnológico e interconectado que vivimos actualmente, y al que los políticos ni se acercan. Son políticos del siglo pasado, partidos del siglo pasado, sistemas del siglo pasado.

Durante estas semanas en varios blogs en español, se ha vuelto a tratar el tema de Política 2.0, Juan Freire en su post “Acción política. Tecnología. Web 2.0. Blogs 1. El Presente” establece dos líneas de acción en el uso de los políticos de la web 2.0, por un lado como herramienta de organización ciudadana y por otro lado como herramienta para su organización y acción. Asimismo manifiesta que por ahora el uso de los blogs por parte de los políticos es muy simple ya que se dedican a trasladar sus discursos y columnas de opinión, resultando el blog en un nuevo formato para una vieja práctica.

Juan Freire, vuelve a tocar el tema, con el post “¿Cómo implementar el cambio?”, allí desarrolla algunas acciones para adoptar la web 2.0 y su modelo organizativo en la acción política de los partidos, poniendo especial énfasis en: i) Educación a los políticos: lectura de blogs, selección de fuentes, descubrir los tags, aprender a utilizar buscadores especializados, conocer el movimiento “open source”, conocer de los debates del copyright y propiedad intelectual, etc; ii) Comunicación interna: Blogs y gestión del conocimiento; iii) Comunicación externa: Escribir blogs activamente, de manera flexible y diversa.

Complementariamente, José A. del Moral describió los principios de la política 2.0 en un interesante resumen:
1. La democracia es un diálogo.
2. Desde hace 50 años, los políticos se han acostumbrado a comunicar a través de los medios de masas.
3. La utilización de estos medios de masas ha impuesto un modelo dominante de comunicación vertical: impersonal, largo, homogéneo y unidireccional.
4. Cada nuevo medio genera sus propias reglas de comunicación. En los años setenta, Nixon, Chaban-Delmas y Miterrand se han dado cuenta de ello: los tres han perdido elecciones por no utilizar correctamente la televisión.
5. El juego político consiste en enviar información de un punto a una audiencia. Es el modelo de comunicación tradicional, que sigue los principios del telégrafo: un emisor envía un mensaje a un receptor con la esperanza de influirle.
6. En la Red, se produce una situación inédita: el receptor ignora el mensaje, tiene el control de lo que quiere escuchar y no hará caso salvo que tenga la impresión de que el emisor se dirige a él como individuo.
7. Internet promete un sistema de información abierto que permite a todos contrastar la información con otras fuentes.
8. El medio Internet permite hablar a todos dirigiéndose de manera personal a cada uno.
9. Una regla básica de la comunicación política es mantener el control del mensaje.
10. Pero ya no es posible controlar el mensaje.
11. Las técnicas clásicas de la comunicación política (gestión de la información, comunicación televisiva, relaciones públicas) empiezan a sufrir ya la presión de los nuevos medios.
12. Utilizando la Red no evitamos a los medios sino que los multiplicamos. Cada internauta se convierte en una posible fuente de opinión.
13. Más importante que Internet son las comunidades que Internet estructura. En esta realidad radican al mismo tiempo la fuerza y la complejidad del medio.
14. Los políticos tienen razones para tener miedo a Internet si no son capaces de integrar la interactividad y las reglas del medio.
15. La Red permite afrontar el tipo de diálogo al que la democracia representativa aspiraba desde siempre.
16. Los individuos pueden ahora encontrar medios para hacerse oír. Es lo que se conoce como "vigilancia activa".
17. El medio favorece el humor: las parodias circulan más rápido que las doctrinas.
18. La política en la edad de la Red significa que la gente se hace más organizada e inteligente colectivamente.
19. La red facilita el acceso a la información y el paso a la acción.
20. Si ciudadanos y partidos empiezan a participar en este nuevo medio, Internet hará germinar las condiciones de una nueva práctica democrática.

Para terminar, un párrafo expresado por Enrique Dans en el post señalado anteriormente: “En la red, las personas han adquirido ya un papel diferente. Hablan, opinan, y se les escucha. Y empiezan a influir sobre las empresas, algunas de las cuales -las más adelantadas- se dan cuenta de que no basta con ofrecer un producto, con prometer cosas. Hay que estar en la conversación. Hay que saber lo que los clientes quieren, entenderles, responder a sus quejas y reclamaciones, y utilizar su experiencia para ir mejorando el producto.”

¿Cuando incorporarán estos criterios nuestros políticos? ¿Acaso pretenden permanecer como políticos 1.0?